BUMLa organización profesional de los geógrafos de Andalucía muestra su apoyo a la plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga encabezada por los precursores de la iniciativa y recogida de firmas en la plataforma change.org Francisco Javier López y Ana Ferrer, vecinos de los distritos de Carretera Cádiz y Cruz de Humilladero afectados por una posible transformación de gran parte de la superficie de 177.000 metros cuadrados de los antiguos terrenos de REPSOL.

El análisis de la situación actual estos distritos revela una gran carencia de grandes espacios libres para el uso y disfrute ciudadano debido al desarrollismo de los últimos cincuenta años, con una planificación urbana deficitaria, en ocasiones inexistente. La movilización social y el éxito de la recogida de firmas en la plataforma change.org son un reflejo de la demanda ciudadana de espacios libres y zonas de ocio de valor ambiental y paisajístico. En este sentido, lo suelos conocidos como los “depósitos de REPSOL”, son una excelente oportunidad urbana que Málaga no puede dejar pasar.

El Colegio de Geógrafos participó en la primera reunión informativa del 23 de enero, representado por el geógrafo Sergio Reyes, miembro de su Junta de Gobierno. En este debate los vecinos demandaban poner fin al proyecto de una serie de 4 torres, de entre 20 y 40 plantas aproximadamente, que generarán una presión demográfica correspondiente a las 1.000 viviendas a ejecutar cuando la disponibilidad de viviendas vacías en la ciudad es notable y proyectos como las Viviendas de Protección Oficial proyectadas en la zona de El Duende quedan situadas en las proximidades de este terreno.

La suma de carencias de espacios públicos, la alta densidad de población, la necesidad de seguir con los criterios europeos de sostenibilidad en entornos urbanos altamente densificados y el apoyo ciudadano, justifican sobradamente la propuesta de generar en este amplio espacio una zona verde y forestal que genere centralidad basada en actividad de ocio y disfrute ciudadano, y a su vez contribuya a elevar la calidad de vida y los estándares de salud de los barrios de su entorno y de toda la ciudad, como demuestran reiteradamente los estudios epidemiológicos y de salud urbana.

El Colegio de Geógrafos ha mostrado su apoyo y ofrecido su colaboración técnica como colectivo profesional, basándose en los principios del derecho a la ciudad, y en la lógica territorial que emana de documentos como el Plan de Ordenación Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga.